¿Cuáles son los síntomas de un soplo cardíaco?

0
Soplo cardíaco
Freepik

El soplo cardíaco es un sonido que emana del corazón y tiene un aspecto áspero o similar a un silbido. Pese a ser una afección cardíaca relativamente común y conocida, lo cierto es que una gran cantidad de personas en España tienen muy poca información sobre este tema y corren el riesgo que no saber identificarlo en caso de que aparezca.

Sin embargo, la prevención y la formación respecto a las afecciones cardíacas es de suma importancia, según traslada la Fundación Española del Corazón, pues en estos asuntos a menudo es crucial el tiempo de respuesta una vez el órgano presenta algún defecto en su funcionamiento.

A continuación explicaremos cuáles son los síntomas de un soplo cardíaco y en qué consiste esta patología.

¿Qué es un soplo en el corazón?

El soplo cardíaco es un ruido en tono chirriante que se percibe durante un latido del corazón y que es ocasionado a menudo por un problema en el flujo sanguíneo cercano a este órgano, o bien entre sus propias válvulas.

El corazón presenta cuatro válvulas diferenciadas que hacen una apertura y cierre sincronizados con cada latido para conseguir que la sangre fluya en una única dirección. Como este es un sistema complejo, el foco del soplo cardíaco puede ser variado.

Estas son algunas de las causas:

  • Las válvulas que se cierran de una forma incorrecta.
  • Una de las válvulas presenta una estrechez y la sangre fluye con dificultad.
  • La sangre atraviesa una válvula en estado de rigidez.
  • Un envejecimiento de los tejidos.
  • Enfermedades cardíacas en la infancia con buen pronóstico en la edad adulta.

Síntomas más frecuentes de un soplo cardíaco

Para identificar un soplo en el corazón que pueda poner en riesgo la salud es importante aprender a reconocer las señales de su existencia.

Estos son los síntomas de un soplo cardíaco cuando es grave o se da ante circunstancias poco normales:

  • Un aumento de peso sin razón aparente o hinchazón.
  • Tono azulado en la piel.
  • Aparición de tos crónica.
  • Las venas del cuello han aumentado sus dimensiones.
  • Sensación de falta de aire.
  • Falta de apetito o crecimiento poco habitual en bebés.
  • Aparición de sudoración excesiva en reposo o con poca actividad.
  • Mareos o desfallecimientos.
  • Molestia o dolor en el pecho.

Cuando el soplo cardiaco es asintomático no habrá que preocuparse como norma general, pues puede deberse a algún defecto genético que se curará con el paso del tiempo y ocurre en los neonatos, pasando desapercibido en la mayor parte de los casos. Son los casos que se consideran anormales los que dan lugar a los síntomas de un soplo cardíaco mencionados.

Un soplo en el corazón puede tener complicaciones y dar señales en el cuerpo cuando viene dado por las siguientes causas:

  • Infecciones bacterianas en la garganta.
  • Infecciones en el corazón.
  • Deterioro de los tejidos.
  • Causas raras como la hipertensión o la anemia.

Diagnóstico del soplo cardíaco

El diagnóstico definitivo de un soplo cardíaco lo tendrá que hacer un médico cualificado. Bastará con acudir a una revisión rutinaria para que un médico de familia lo pueda detectar mediante una explotación de los latidos del corazón con un endoscopio o fonendoscopio.

A la hora de determinar el tipo de soplo al corazón al que se enfrenta el paciente o su gravedad, se pueden realizar diferentes pruebas específicas después del reconocimiento. Son las siguientes:

  • La radiografía de tórax.
  • La ecocardiografía.
  • La electrocardiografía (ECG).
  • El cateterismo cardiaco.

Suelen ser los especialistas en cardiología los que hacen el seguimiento de las pruebas y los que, definitivamente, podrán el tratamiento correspondiente al paciente según lo que arrojen estos resultados. Será crucial seguir sus indicaciones para obtener un buen pronóstico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here