Hiperhidrosis o sudoración excesiva: todo lo que debes saber

0
¿Por qué sudas tanto?
Freepik

Las personas que tienen una sudoración excesiva y anormal, incluso en períodos cortos de tiempo, pueden padecer lo que conocemos como hiperhidrosis o sudoración excesiva. Un gran conjunto de la población sufre este tipo de sintomatologías que puede llegar a privarnos de realizar numerosas tareas diarias y, por otro lado, resulta muy molesto como para desarrollar diferentes consecuencias psicológicas y sociales.

Para tener una concepción detallada de lo que es este problema, sigue leyendo y descubre todas sus características y síntomas.

¿Qué es la hiperhidrosis?

Tal y como indican los expertos de Mayo Clinic, las personas que padecen hiperhidrosis tienen, generalmente, una sudoración desmesurada y sin control. Es en este momento cuando nos surge la siguiente cuestión: ¿por qué sudo tanto? Esta situación se genera aunque no haga calor.

Se comienza a sudar tanto que se empapa la ropa y las manos quedan también demasiado humedecidas. Es decir, se desarrolla una sudoración que está fuera de lo normal y afecta a distintas partes del cuerpo: axilas, manos, cara, pies, etc.

El incremento en la secreción de las glándulas sudoríparas produce ese aumento de la sudoración que, en el fondo, no se puede controlar. Se debe, fundamentalmente, a la hiperactividad de estas glándulas a causa de un proceso de hiperestimulación nerviosa. Por tanto, se liga también a ciertas cuestiones emocionales que nos llevan a esa situación, sin olvidar que también puede ocasionarse por efectos secundarios de medicamentos.

¿Cuáles son las causas de sudar mucho?

La sudoración es un proceso que utiliza el cuerpo para enfriarse. Sin embargo, la causa que ocasiona la hiperhidrosis se comprueba en los nervios que envían señales a las glándulas sudoríparas, las cuales se activan de forma exagerada. Esto se produce, básicamente, por situaciones de estrés y ansiedad, provocando un estado de tensión que nos lleva a la sudoración intensa y abundante.

Se cree que puede haber un componente hereditario, pero no se sabe a ciencia cierta. Todo es cuestión de seguir con las investigaciones y realizar pruebas experimentales en aquellas personas que lo padecen.

Síntomas de la hiperhidrosis que conviene conocer

La sintomatología que se manifiesta a través de la hiperhidrosis es de excesiva sudoración sin necesidad de hacer deporte. Tiene un componente nervioso e, incluso, puede acusarse cuando estamos sin hacer deporte. En realidad, influye el estado del sistema nervioso en ese momento.

Las palmas de las manos, los pies, las axilas y otras áreas del cuerpo empiezan a sudar de forma abundante ocasionando una humedad corporal que se nota en la piel y se refleja en la ropa.

¿Cómo saber si sufres hiperhidrosis?

En primer lugar, debes tener en cuenta si cada vez que te pones nervioso o estás en situaciones de ansiedad, el sudor aparece de inmediato y en grandes cantidades; por tanto, si se produce de forma excesiva, entonces hay un problema.

También puede haber una raíz psicológica y emocional, donde la propia sudoración se acusa en el estado de nervios en el que uno se puede encontrar. Las personas con diabetes, menopausia, cáncer o infecciones, tienen más posibilidades de desarrollar este problema.

Tratamiento para la hiperhidrosis o sudoración excesiva

Algunos medicamentos son efectivos para tratar la hiperhidrosis. Por un lado, los antitranspirantes funcionan muy bien, al igual que las cremas especiales, los antidepresivos y los medicamentos que bloquean la comunicación entre los nervios. También es posible realizar una cirugía para extraer las glándulas sudoríparas.

En definitiva, para cuidar la salud nada mejor como acudir al médico y consultar el problema de hiperhidrosis que se tiene. Solo así se puede intervenir para que la calidad de vida sea mejor y se eviten situaciones vergonzosas a causa de la excesiva sudoración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here