Remedios naturales para evitar el reflujo y la acidez estomacal

0
Acidez de estómago
Freepik

El reflujo y la acidez estomacal son unos de los problemas digestivos más comunes. Así, es de lo más habitual padecer este tipo de malestar y sabor amargo en la garganta y en la boca tras comidas copiosas o al comer cierto tipo de alimentos como cebolla, cítricos, fritos, alcohol, café y picantes, entre otros. Y, aunque existen numerosos fármacos para paliar los efectos de la acidez, los remedios naturales son un excelente recurso para eliminar esas molestias y sentirnos mejor en el menor tiempo posible.

Pero, ¿qué remedios naturales son idóneos para aliviar el reflujo y la acidez estomacal? Toma nota y descubre rápidamente cómo combatir el reflujo gastroesofágico.

¿Por qué sufrimos de reflujo y acidez estomacal?

Una de las causas más habituales del reflujo es el llamado reflujo alcalino. Un tipo de reflujo que tiene como origen un problema en el cardias, el esfínter que regula el paso de la comida del esófago al estómago. Al no cerrarse bien, el contenido estomacal sube y retorna, dejando a su paso una enorme acidez. El estómago emplea ácido clorhídrico para digerir la comida, un ácido del que le protege la mucosa que recubre sus paredes.

Una protección de la que carece el esófago y la garganta, generando gran acidez y hasta dolor en la zona de la boca del estómago, el pecho y la garganta.

¿Cómo prevenir la acidez estomacal?

Para prevenir y evitar el reflujo y la acidez estomacal se puede recurrir a una serie de medidas dietéticas como:

  • Comer de 4 a 5 veces al día, poca cantidad cada vez.
  • Evitar así las comidas copiosas.
  • No abusar o eludir el consumo de alimentos que causen acidez como, por ejemplo, las bebidas gaseosas, las cebollas, los picantes, el café, el alcohol, el té, el ajo, los tomates, etc.
  • Masticar lentamente
  • También es recomendable evitar el tabaco ya que la nicotina tiene efectos negativos en el cardias.
  • Evitar recostarse o, de hacerlo, acostarse pasados una o dos horas después de comer o hacer esfuerzos justo después de comer. También se recomienda acostarse del lado izquierdo, evitando el reflujo.
  • No tomar líquido durante las comidas.
  • No utilizar ropa o cinturones apretados.

Además de estas medidas preventivas, también se puede recurrir a medicamentos formulados para controlar la acidez estomacal y controlar el reflujo. La prevención de la acidez estomacal es importante para evitar males mayores como úlceras, hemorragias, insomnio y malestar.

¿Qué remedios naturales alivian el reflujo y la acidez estomacal?

Sea como fuere, además de medidas preventivas y fármacos, también se puede recurrir a productos naturales que podemos tener en casa y nos pueden servir para hacer un primer cuidado y atención para controlar el reflujo y la acidez estomacal.  

Entre los remedios naturales más destacados nos encontramos con:

Jengibre

La infusión de jengibre es muy útil para mejorar las digestiones gracias a su estimulante acción para la producción de enzimas. Así, el jengibre reduce el tiempo que el alimento permanece en el estómago, evitando que se produzca el reflujo gastroesofágico.

Además, al contener compuestos fenólicos, el jengibre calma la irritación gástrica.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato es también alcalino, empleándose tradicionalmente como un remedio natural para la acidez. Así, el bicarbonato es un ingrediente habitual en los medicamentos antiácidos. En casa podemos prepararnos un vaso de agua con una cucharada pequeña de bicarbonato, remover y beber a pequeños sorbos para reducir a acidez.

Infusión de manzanilla

La manzanilla posee numerosas propiedades, siendo una de las más conocidas su capacidad para calmar los problemas estomacales y que las digestiones sean más suaves.

La infusión de manzanilla es ideal tanto en ayunas como tras la comida del mediodía o la cena. Una infusión con propiedades calmantes y antiinflamatorias que también podemos encontrar nen plantas como las semillas de anís, lasflores de malva, la raíz de malvavisco, las semillas de lino, el boldo, la cúrcuma o las semillas de llantén.

En cualquier caso, si la acidez o el reflujo continúan durante varios días o se vuelven más intensos, es recomendable acudir al médico para que te prescriba el tratamiento adecuado a tu caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here