Quizá nunca hayamos parado a pensar que el colágeno resulta esencial para nuestro bienestar. La piel, los músculos, las articulaciones y los huesos necesitan esta proteína que representa el 25% del total de todas las que forman parte del organismo, lo que la convierte en la más importante.

El colágeno tiene múltiples beneficios ya que fortalece las uñas y dientes, mejora la calidad del sueño, favorece el crecimiento del cabello y suaviza la piel, entre otras propiedades.

Nuestro cuerpo es capaz de producir colágeno de manera natural. Sin embargo, el organismo deja de originar esta sustancia con el paso del tiempo, por lo que necesitamos obtener colágeno mediante otras vías. La alimentación es una gran aliada que nos ayuda a abastecer al cuerpo de esta proteína de manera natural. Por este motivo, es fundamental que conozcamos qué tipo de alimentos son los más ricos en colágeno para cuidar la piel y las articulaciones:

– Carnes: Es uno de los alimentos de origen animal que contiene más colágeno. Cualquier carne de pollo, ternera, cerdo o vaca ayuda en gran medida al abastecimiento de esta sustancia.

– Pescado: El pescado azul como el salmón o las sardinas son una fuente esencial de colágeno para incluir en nuestra dieta.

– Huevos: Es un alimento muy proteico que también incluye colágeno.

– Frutos secos: Los pistachos, las avellanas, las almendras o los anacardos son muy recomendables para estimular la producción de colágeno.

–  Frutas y verduras: Todo tipo de frutas como las fresas, sandías o cerezas y verduras como el pimiento, el limón o el tomate ayudan a aportar esta sustancia al organismo, además de ser antioxidantes.

– Productos lácteos: La leche, el queso y los yogures conforman unos nutrientes esenciales en nuestra dieta y tienen un alto contenido en proteínas.  

– Té: Aunque no contiene colágeno, resulta esencial para evitar que se deteriore el colágeno en el organismo gracias a los antioxidantes que posee.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here