¿Cómo fortalecer el suelo pélvico durante el embarazo?

0

El suelo pélvico soporta el peso del bebé que va creciendo cada vez más a lo largo del embarazo. Debido a ello, puede debilitarse por la presión que ejerce el bebé y el peso uterino que cada vez es mayor.

¿Cómo debe estar el suelo pélvico? Tiene que estar elástico y flexible para que cuando el bebé empiece la fase de expulsión pueda pasar bien al exterior.

Asimismo, el tono del suelo pélvico es lo que ayuda a conservar las funciones estables para que el bebé pueda hacer una deflexión. La deflexión es el cambio de posición de la cabeza de flexión a extensión para partir de su eje axial y pasar del estrecho superior del canal del parto al estrecho medio. En virtud de la presión y el estímulo que le provoca la musculatura profunda del suelo pélvico.

Por eso, es importante hacer ejercicio para la salud de la madre y el bebé. Los músculos del suelo pélvico también son soporte de la vejiga, el útero, el intestino delgado y el recto. Por eso, es necesario liberar de cualquier estrés al suelo pélvico.

Ejercicios Kegel

Una modalidad de ejercicios que implican la contracción y la relajación de los músculos de la zona genital y pélvica. Estos, son esenciales para tonificar los músculos vaginales y poder volver a una vida sexual adecuada después del parto. Así que no solo están recomendados durante, sino también después.

¿Cómo se hacen?

  • Aprieta los músculos de la pelvis como si se estuviera orinando e intentar detener el chorro, apretando hacia arriba.
  • Contraer y mantener los músculos de esta forma mientras se cuenta hasta 5 respirando suavemente.
  • Luego, relajarlos durante 5 segundos más y repetir la serie 10 veces.

La idea es intentar aumentar progresivamente el tiempo de contracción y relajación. Empezar por cinco segundos en cada caso hasta llegar a los 20. Cuanto más tiempo se consiga aguantar la contracción de los músculos, más fuertes se harán.

Dos ejercicios sencillos

  • Movimiento de Cadera: consiste en mover la cadera como si fuera un péndulo. La importancia de este movimiento es contraer los esfínteres, al tiempo que se mueve la cadera hacia adelante y hacia atrás. Como si se intentaran juntar el pubis con el abdomen se contraen los músculos.
  • Pelota Tipo Pilates: teniendo en cuenta el volumen y el aumento de peso que genera el embarazo es un ejercicio completo y sencillo. Consiste en balancearse sobre el balón para cambiar el peso de un lado al otro, contrayendo los músculos de la pared abdominal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here