El SEMNIM busca acelerar la detección del cáncer de próstata a través de una nueva técnica

0

Uno de cada tres pacientes con cáncer de próstata experimentará una recaída de la enfermedad después de la cirugía o la radioterapia. Esto es debido a la propia enfermedad y también a las limitaciones de algunas técnicas de imagen utilizadas en la actualidad. Así lo refleja la publicación de un nuevo informe de la Sociedad Española de Medicina Nuclear e Imagen Molecular (SEMNIM). El informe recomienda una nueva técnica, el PET/TC PSMA, para localizar el cáncer más rápidamente. «Se trata de una herramienta imprescindible que debería indicarse junto con la resonancia magnética pélvica para caracterizar adecuadamente a los pacientes», afirma Joan Castell, ex jefe del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Vall d’Hebron y coordinador del informe.

Concretamente, se estima que la combinación de las tecnologías PET y Tomografía Computarizada (TC) ofrece una precisión del 92% para la detección de la diseminación del cáncer de próstata frente al 65% de las imágenes estándar. Esta técnica puede así ayudar en la toma de decisiones de los profesionales sanitarios, tanto a la hora de ofrecer un tratamiento localizado (cirugía o radioterapia) como en el uso de terapias más avanzadas cuando el cáncer ya se ha diseminado.

La situación en España

Actualmente, la PET/TC PSMA se ha utilizado únicamente en 1.800 pacientes de los más de 35.700 diagnosticados. Eso se debe a que está sujeta a la accesibilidad y financiación propia de cada centro, previa solicitud y autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). El Sistema Nacional de Salud (SNS) tiene prevista la adquisición de 47 equipos PET a través de una compra pública por más de 114 millones de euros, financiada mediante el Plan INVEAT (Inversión en Equipos de Alta Tecnología).

El cáncer de próstata se posiciona en España como el segundo tipo de cáncer más frecuente, precedido del cáncer de colon y de recto. Además, se estima que aproximadamente uno de cada tres pacientes experimentará una recaída de la enfermedad después de la cirugía o de la radioterapia.

En Europa, el cáncer de próstata representa una carga económica significativa para los proveedores de atención médica, que en 2013 se estimó que causaría costos anuales de aproximadamente 8.500 millones de euros. Sin embargo, este número podría ser ocho veces mayor si se tienen en cuenta la prescripción de tratamientos recientemente aprobados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here