Estos son los tres hospitales que mejor gestionan las transfusiones en España

0
Hospitales premiados por sus transfusiones

Los hospitales Clínic de Barcelona, García Orcoyen de Estella y Marina Salud de Dénia, han sido premiados, en sus respectivas categorías, de entre medio centenar de hospitales de toda España, por sus resultados en salud en el manejo de las transfusiones con los V Premios MAPBM.

El Maturity Assessment Model in Patient Blood Management (MAPBM) se diseñó en 2014 con el objetivo de ayudar a los hospitales a implementar sus programas de Patient Blood Management (PBM). La evaluación de su práctica clínica, la comparación con otros centros y medir su impacto en los resultados y la seguridad clínica, son las claves de este proyecto.

Los resultados obtenidos desde entonces constatan que la optimización en la gestión de las transfusiones de sangre en procesos quirúrgicos mejora el posoperatorio y reduce la mortalidad. Como ha recordado la doctora Elvira Bisbe, directora y coordinadora del Proyecto MAPBM y anestesióloga del Hospital del Mar de Barcelona, la transfusión sanguínea es uno de los tratamientos con una mayor sobre utilización, pese a que se asocie a complicaciones potenciales tan importantes como la infección intrahospitalaria, que empeora la evolución del paciente, alarga su estancia e, incluso, incrementa la mortalidad en ciertos subgrupos. Así, esta experta recuerda la necesidad de “optimizar y preservar la sangre en los procesos quirúrgicos”.

En el marco de la reunión anual de los hospitales participantes en el proyecto Maturity Assessment Model in Patient Blood Management (MAPBM), celebrada en Madrid, se han entregado los V Premios MAPBM, organizados por el propio Grupo de Investigación MAPBM y Vifor Pharma.

Indicadores de calidad

El doctor Gabriel Cerdán Rodriguez, anestesiólogo del Hospital García Orcoyen de Estella, explica que la implementación de las estrategias PBM, que empezaron a utilizarse en su centro en 2011, responde a su intención de “ofrecer la mejor atención a nuestros pacientes, disminuir la variabilidad transfusional y promover la formación de nuestros profesionales en este campo”.

Explica que son varios los indicadores de calidad, recogidos en el programa MAPBM y reconocidos internacionalmente por diferentes organizaciones (NICE, WHO), en los que su hospital ha destacado, entre los que se encuentran “la aplicación progresiva y casi universal de los criterios restrictivos de transfusión; una política transfusional unitaria alcanzando cifras superiores a los estándares de calidad recomendados; el tratamiento universal de la anemia y el uso progresivo del ácido tranexámico”.

Tres pilares

En palabras de la doctora Misericordia Basora, médico especialista del Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Clínic de Barcelona, recuerda que en su hospital ya se aplicaban medidas de ahorro de sangre incluso antes de la aparición del concepto PBM. Así, “la dirección del hospital creyó en el proyecto de MAPBM. Siempre ha sido un hospital con vocación de excelencia en la asistencia centrada en el paciente y en la innovación como motor de cambio. El PBM fue incluido como un proyecto en el Plan Estratégico del Hospital Clínic 2016-2020 e impulsado por la Dirección”.

Además, agrega, respecto a los principales indicadores en los que destaca su centro, que “los indicadores de transfusión son importantes, pero son la consecuencia de gestionar bien los tres pilares PBM (la optimización de la Hb preoperatoria de los pacientes, la administración de fármacos antifibrinolíticos y una estrategia de dosificación transfusional individualizada) por cada vez más profesionales, que han tomado conciencia de su importancia”.

Medir para mejorar

Por su parte, la doctora Ana Abad, especialista en Hematología y Hemoterapia del Hospital Marina Salud de Dénia, recuerda que su hospital participa en el proyecto MAPBM desde 2015, si bien, la implementación de estas prácticas se inició aproximadamente el año 1998. La dirección de su centro, añade, lleva años tomando iniciativas sobre el manejo de la anemia y transfusiones perioperatorias.

“En nuestro centro se evalúan los indicadores establecidos por el proyecto MAPBM, que nos ha proporcionado una herramienta increíblemente eficaz para la valoración y seguimiento de los diferentes indicadores no solo en los tres pilares PBM, sino también de la estructura y gobernanza del centro, de los resultados en las tasas transfusionales y, además, de la estancia media y de la mortalidad relacionada con la transfusión”, apunta la doctora Abad. Argumenta que “la evaluación y seguimiento de estos indicadores nos permite mejorar con cada edición ya que detectamos las oportunidades de mejora y nos afianzamos en las medidas que nos proporcionan buenos resultados en términos transfusionales”.

¿Qué es el PBM?

El Patient Blood Management es un conjunto de estrategias terapéuticas, basadas en la evidencia científica, que tienen como objetivo prevenir o evitar un exceso de transfusiones sanguíneas y mejorar la seguridad del paciente. Es una recomendación de la OMS desde 2010 y de la Unión Europea desde 2017. El pasado 19 de febrero de 2020, la OMS actualizó el “Plan de actuación sobre acceso universal a productos sanguíneos seguros, eficaces y de calidad”, válido para los próximos cuatro años 2020 – 2023, en el que se incluye el PBM como uno de los seis objetivos estratégicos, concretamente, el objetivo estratégico nº4 es “implementación efectiva de programas PBM para optimizar la práctica transfusional”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here