Alimentos prohibidos si tienes el colesterol alto

0
Pixabay

El cuerpo humano necesita colesterol, pero disponer de altos niveles ocasiona la acumulación del mismo en las paredes de los vasos sanguíneos llegando a la formación de placas. Supone el riesgo de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

La dieta es la clave para controlar los niveles de colesterol en nuestro organismo. ¿Conoces los alimentos que elevan el colesterol y hacen que tu corazón se resienta? En este post analizamos los denominados «alimentos prohibidos».

¿Qué supone el colesterol alto?

El colesterol alto o colesterol malo (LDL) es un acúmulo de grasa y un factor de riesgo que predispone a la enfermedad cardiovascular cuando se deposita en la pared de las arterias.

Si esa concentración supera los 130 mg/dl, hablamos de hipercolesterolemia y es necesario el control periódico.

Alimentos incompatibles con el colesterol alto

La mejor manera de disminuir nuestros niveles de colesterol es evitando el consumo de aquellos alimentos que contienen exceso de grasa saturada, que aumenta considerablemente la producción de colesterol y triglicéridos, por lo que es aconsejable limitar su consumo.

La dieta saludable para combatir el colesterol alto, incluye pequeños cambios que a largo plazo pueden generar un gran impacto en el mantenimiento de los niveles adecuados del colesterol. Veamos qué debes eliminar específicamente de tu ingesta diaria:

1. Carnes rojas, embutidos y procesadas

Puedes continuar consumiendo carne, pero evitando la roja y sustituyéndola por carne blanca, como el pollo o el pavo. Los embutidos como el chorizo o el salchichón y las grasas de origen animal son otros de los enemigos del colesterol.

No olvides decirle adiós a las carnes procesadas como es el caso de las salchichas o las hamburguesas. Son tóxicas para el corazón.

¡Ojo a la fast food! Totalmente prohibida.

2. Lácteos

El consumo diario de lácteos también debe ser reconducido.  Productos como la leche entera deben dejar de formar parte de tus desayunos y meriendas, y ser reemplazados por desnatados o bebidas vegetales, alternativas muy bajas en grasa y azúcares, de bajo aporte energético.

En el caso de los quesos, reduce el consumo de los curados y súplelos por el queso fresco, por ejemplo. Los yogures han de ser naturales y… ¡sin azúcar!

3. Bollería y azúcares refinados

No es conveniente que en la despensa haya productos ricos en azúcares como las galletas, el chocolate, la pastelería… porque al ingerirlos, acumulamos grasas y favorecemos la producción de colesterol por el hígado.

¡Cambia tu dulce favorito por una buena macedonia de frutas!

4. Fritos

En líneas generales, olvídate de comer fritos. Cocina tus recetas de pescado, patatas, carne, verdura a la plancha, al vapor o con cocción.

5. Bebidas alcohólicas

El consumo de bebidas alcohólicas afecta a la capacidad del hígado de procesar el colesterol. Por ello, mantener las bebidas alcohólicas fuera de tu dieta te ayudará a combatir y prevenir los índices de colesterol maligno en tu organismo.

Esta adaptación en la dieta acompañada del ejercicio físico, será el tándem perfecto para reducir el colesterol. Ya sabes… modifica tus hábitos y tu cuerpo «mantendrá a raya» el colesterol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here