¿Cuáles son los trastornos más frecuentes en el crecimiento y desarrollo de los niños?

0

Las principales causas de muerte entre los niños varían según la edad. Los niños menores de cinco años son especialmente vulnerables a enfermedades infecciosas como la malaria, la neumonía, la diarrea, el VIH y la tuberculosis. Para los niños más mayores, las enfermedades no transmisibles, así como las lesiones representan otras amenazas importantes.

A pesar de ser completamente prevenibles y tratables, las enfermedades infecciosas comunes siguen matando a niños pequeños en gran número. La neumonía, la diarrea y la malaria son responsables de aproximadamente el 30 % de las muertes mundiales de niños menores de cinco años, según los últimos datos disponibles. Los niños de las regiones más pobres del mundo se ven afectados de manera desproporcionada, y las enfermedades infecciosas son particularmente frecuentes en el África subsahariana.

Neumonía

La neumonía es la principal causa infecciosa de muerte entre los niños menores de cinco años: mata aproximadamente a 700 000 niños al año. En muchas partes del mundo, un niño muere de neumonía cada minuto, a pesar de que la enfermedad es totalmente prevenible y puede controlarse fácilmente con antibióticos.

La neumonía es una enfermedad de la desigualdad. Se concentra en las poblaciones más pobres del mundo. Las muertes infantiles causadas por neumonía están estrechamente relacionadas con la desnutrición, la falta de agua potable, la contaminación o el acceso inadecuado a la atención médica.

Existen soluciones sencillas de protección, prevención y tratamiento. Las medidas de protección como la lactancia materna, una alimentación adecuada y la administración de suplementos de vitamina A constituyen la base para mantener a los niños sanos y libres de enfermedades. Las medidas preventivas como las vacunas también son imprescindibles, así como los antibióticos.

Diarrea

En los últimos años, se han logrado avances significativos en la reducción de las muertes infantiles por diarrea. Pero la diarrea sigue siendo una de las principales causas de muerte de los niños pequeños, especialmente en entornos humanitarios. En 2019, la diarrea mató a aproximadamente 480 000 niños pequeños en todo el mundo, lo que representa el 9 % de todas las muertes de niños menores de cinco años.

Estos niños podrían haberse salvado con intervenciones simples y efectivas, como hidratarse suficientemente y recuperar sales minerales en el cuerpo: aproximadamente del 70 al 90 por ciento de las muertes causadas por diarrea pueden resolverse de esta forma, mientras que se estima que el zinc reduce la mortalidad por diarrea en un 11,5 por ciento.

Malaria

La malaria es la tercera enfermedad más mortal del mundo para los niños pequeños entre las edades de un mes y 5 años, después de la neumonía y la diarrea. En 2019, aproximadamente 274 000 niños menores de 5 años murieron a causa de la enfermedad, lo que representa el 67 % de las muertes por paludismo en todo el mundo. Cada dos minutos, un niño muere de malaria. Se sabe que los mosquiteros tratados con insecticida proporcionan una defensa eficaz contra la malaria, mientras que el diagnóstico rápido ha demostrado ser esencial para el tratamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here