Los 10 alimentos más ricos en vitamina E

0
alimentos con vitamina E

La vitamina E, también conocida como tocoferol, es una vitamina liposoluble, es decir, nuestro organismo almacena la vitamina E en el tejido graso y en el hígado. La vitamina E está presente en una gran variedad de alimentos como aceites vegetales, frutos secos, verduras o cereales, por lo que el déficit de esta vitamina es muy poco común.

Normalmente, la falta de vitamina E solo se da en aquellas personas que sufren problemas endocrinos que les impiden la absorción de grasa.

Por sus propiedades, la vitamina E es esencial en el funcionamiento de varias estructuras del cuerpo, como los músculos, el sistema cardiovascular o el sistema nervioso.

Otra de las funciones de la vitamina E es su acción antioxidante: mantiene el cuerpo sano y ayuda a retrasar en envejecimiento.

¿Para qué sirve la vitamina E?

Como comentábamos, la vitamina E cumple multitud de funciones. Por un lado, es antioxidante, por lo que protege al tejido corporal del daño oxidativo que producen los radicales libres. Los radicales libres pueden dañar células, tejidos y órganos.

Por otro lado, la vitamina E sirve para fortalecer el sistema inmune ante virus y bacterias.

Además, la vitamina E ayuda a la formación de glóbulos rojos y evita el riesgo de coagulación. Asimismo, ayuda al organismo a utilizar la vitamina K.

Por último, la vitamina E es utilizada por las células de nuestro cuerpo para interactuar entre sí.

10 alimentos muy ricos en vitamina E

Estos son los 10 alimentos más ricos en vitamina E:

  1. Aceite y semillas de girasol. El aceite de girasol es el alimento que más vitamina E contiene (8,4 mg por cucharada). En cambio, si no queremos tomarlo crudo o en preparaciones como pasteles o bizcochos, sus semillas, popularmente conocidas como pipas, son otra opción.
  2. Almendras. Las almendras son la mayor fuente de vitamina E en cuanto a frutos secos se refiere. Las almendras son, además, una buena fuente de omega 6, el tipo de grasa que ayuda a reducir el colesterol “malo”. Las avellanas, los piñones, la nuez de Brasil o los cacahuetes también aportan gran cantidad de vitamina E.
  3. AOVE. El aceite de oliva virgen extra contiene hasta 12 mg por cada 100 gramos de vitamina E. Por lo que dos cucharadas de AOVE aportan la cantidad necesaria de vitamina E que el organismo necesita por día.
  4. Aguacate. El aguacate es una fruta que se ha puesto muy de moda en los últimos años gracias a su contenido en grasas saludables. Cabe destacar, además, que se trata de un alimento muy rico en vitamina E, y que puedes usar en gran cantidad de platos como sándwiches, guacamole, para untar en tus tostadas…
  5. Espárragos. Los espárragos son una buena fuente de vitaminas. Además de la vitamina E, contiene vitamina C y B. Asimismo, son muy ricos en potasio, lo que los convierte en un alimento muy completo para incorporar en nuestra dieta.
  6. Pulpo. Si hablamos de alimentos ricos en vitamina E, no podemos olvidarnos de la familia de los cefalópodos. El pulpo, así como los calamares y la sepia, son también una buena fuente de vitamina E.
  7. Salmón. Siguiendo con el mar, cabe destacar que el salmón es uno de los pescados azules más completos y ricos en vitaminas. Contiene vitamina E, D, B y A. Junto con el salmón, la angula, la palometa, el congrio y la anguila son también una buena fuente de vitamina E.
  8. Alubias. Concretamente, las judías blancas son las legumbres que más vitamina E aportan al organismo.
  9. Espinacas. Con 2 mg por cada 100 gramos, las espinacas son junto con los espárragos una de las verduras con más vitamina E. Aportan, además, vitamina C y son ricas en hierro. Al igual que con el aguacate, puede consumirse de forma muy variada.   
  10. Huevo. Los huevos, sobre todo, los de gallina, son otra opción si queremos incluir vitamina E en nuestra dieta. Aunque hay que tener en cuenta, que la vitamina E solo está presente en la yema (3,6 mg por cada 100 gramos).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here