Rúcula: ¿cuáles son sus propiedades y beneficios para la salud?

0
Propiedades beneficiosas de la rúcula
Fuente de la imagen: Freepik

La rúcula (o también llamada ruqueta o rúgula), es un vegetal de color verde oscuro rico en vitaminas A y C, además de compuestos fenólicos como la luteína y zeaxantina.

Este vegetal posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, además de minerales como el potasio, calcio, fósforo, magnesio y vitamina K.

Además, también es rico en fibras y posee pocas calorías, siendo una buena opción para consumir en dietas en las que se quiera perder peso, tanto en su forma cruda o sofrito. A continuación, te presentamos los beneficios que posee este alimento y las propiedades que puede aportar a tu salud.

Fomenta la pérdida de peso

Como hemos mencionado, la rúcula posee pocas calorías, ya que cada 100 g de hojas crudas o cocidas alberga aproximadamente 29 calorías, siendo un alimento muy admisible en las dietas para adelgazar. Además, entre sus múltiples beneficios posee fibras que incrementan la sensación de saciedad y reducen el hambre.

Protege contra enfermedades cardiovasculares

Tanto la vitamina C como la luteína y la zeaxantina, tienen un complejo antioxidante que contribuye a reducir los daños causados por el estrés oxidativo en las células de los vasos sanguíneos. Esto hace que se reduzca el riesgo de engrosamiento de las paredes de las arterias y, por ende, el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, tales como el infarto o el derrame cerebral.

Además, la rúcula también posee vitamina K, que previene la calcificación de las arterias. Las fibras, por otro lado, ayudan en la reducción del colesterol “malo” y los triglicéridos, responsables de formar placas de grasa en las arterias. Esto es debido a que las fibras disminuyen la absorción de grasas que provienen de los alimentos que tomamos.

Retrasa el envejecimiento

Al ser rica en caroteno y en las vitaminas A y C, que poseen componentes antioxidantes, favorecen los radicales libres que causan el envejecimiento de la piel. La vitamina C también ayuda a estimular la producción de colágeno en la piel, disminuyendo su flacidez y la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Finalmente, la vitamina A protege a la piel de los efectos causados por los rayos ultravioletas del sol.

Mejora la salud ocular

Los antioxidantes combaten radicales libres que pueden causar daños en las células de los ojos, contribuyendo a mejorar la visión y la salud ocular. Asimismo, tanto el caroteno como la vitamina A son importantes para mantener saludables las membranas de las células de los ojos, evitando problemas como los ojos secos, la degeneración macular relacionada con la edad, o la ceguera nocturna.

Controla la hipertensión

Al tener grandes cantidades de nitratos y potasio, estas sustancias aumentan la relajación de los vasos sanguíneos, haciendo que la circulación se produzca más fácilmente, contribuyendo a reducir la presión arterial, algo beneficioso principalmente para las personas que padezcan de hipertensión.

Promueve la salud de los huesos

Minerales como el calcio, fósforo y magnesio, ayudan a fortalecer y aumentar la resistencia y la densidad ósea.

Esto hace que, al estar presentes en la rúcula, consiga mantener los huesos saludables y contribuya a la prevención de enfermedades que los afectan como el raquitismo o la osteoporosis, así como el riesgo de fracturas.

Asimismo, la vitamina K disminuye el metabolismo óseo y absorbe de forma más óptima el calcio de los alimentos que tomamos, con suma importancia para la salud de los huesos.

Regula los niveles de azúcar en sangre

Existen ciertos estudios que revelan que el extracto y el aceite extraídos de la semilla de la planta, aumenta la sensibilidad a la insulina y reduce los niveles de azúcar en sangre. Esto es debido a su composición formada en parte por ácido alfa lipoico, con una potente acción antioxidante que reduce el estrés oxidativo en las células que causan trastornos metabólicos. De esta forma, este alimento cobra gran importancia en la prevención y tratamiento de la diabetes. Por otro lado, al ser rico en fibras que regula la absorción de carbohidratos en el intestino, ayuda a disminuir los niveles de glucosa en la sangre y a mejorar la resistencia a la insulina.

Previene el cáncer

Según varios estudios, el glucosinolato, un compuesto bioactivo presente en la rúcula, favorece la inhibición en el crecimiento de algunas células cancerígenas, actuando sobre las células del cáncer de páncreas, de mama y colorrectal.

Por otra parte, el National Cancer Institute señala que los antioxidantes pueden neutralizar a los radicales libres, protegiendo al organismo contra algunas enfermedades tales como algunos tipos de cáncer. Aún se siguen desarrollando investigaciones al respecto.

Mejora el desempeño muscular

La rúcula contiene una excelente fuente de vitaminas, fibras y antioxidantes, o nitrato, que ayuda a regular la presión arterial y mejora el flujo de oxígeno hacia los músculos. Esto contribuye a realizar un mayor desempeño en ejercicios de alta resistencia, principalmente para atletas deportivos.

Desintoxica el cuerpo

La clorofila y la vitamina C contribuyen a eliminar toxinas y neutralizar metales pesados en el cuerpo, así como productos químicos y pesticidas, desintoxicándolo y previniéndolo de daños en el ADN que pueden causar cáncer, envejecimiento precoz o enfermedades cardiovasculares.

Previene malformaciones en el feto

El ácido fólico es una vitamina esencial para la producción de ADN y de otros materiales genéticos, con especial importancia para mujeres embarazadas, ya que una menor cantidad de esta vitamina puede causar malformaciones en el feto, como la espina bífida.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here