Sonambulismo: causas y tratamiento recomendado

0
Causas y tratamientos para el sonambulismo
Fuente de la imagen: Freepik

El sonambulismo, tal y como señala la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP), es un tipo de parasomnia acompañada de movimientos físicos o conductas no conscientes o molestas. Un trastorno del sueño que entra en el grupo de las parasomnias y durante el cual la persona afectada habla o realiza actividades mientras duerme. La persona suele tener los ojos abiertos y mascullar palabras sin sentido aparente. No es aconsejable despertar al sonámbulo, dejando que vuelva a dormir en cuanto termine el episodio. El afectado no suele recordar lo ocurrido.

Pero ¿Cómo podemos reconocer este trastorno del sueño? ¿Cuáles son sus causas? ¿Qué tratamientos existen?

¿Qué es el sonambulismo?

El sonambulismo no es una patología de gravedad, siendo importante tener cuidado de que el afectado no corra peligro. Estos episodios suelen tener lugar durante el primer ciclo del sueño, el no MOR, y las primeras horas de sueño.

También suele ser más habitual entre los niños que entre los adultos, disminuyendo a medida que se envejece. Además, el sonambulismo también puede ser un síntoma de otras enfermedades y es una patología que es hereditaria.

Por último, es importante acudir al médico para confirmar que se padece este trastorno del sueño y averiguar si se presentan más síntomas y cuál es la frecuencia de los episodios. Hay que tener presente que esta enfermedad en su grado más grave puede resultar peligrosa si se realizan actividades que conllevan cierto peligro como conducir o manejar maquinaria pesada.

¿Cuáles son los síntomas del sonambulismo?

Uno de los síntomas más llamativos del sonambulismo es ver a la persona caminar, moverse y realizar actividades como si estuviera despierta, cuando realmente está dormida. Estos episodios pueden tener una duración muy variada, desde apenas un minuto hasta más de 30 minutos. Como ya hemos apuntado, si no se despierta al sonámbulo, éste puede quedarse dormido de nuevo.

Otros de los síntomas del sonambulismo son:

  • Episodios durante los que solo se habla dormido, diciendo cosas con o sin sentido.
  • Suelen estar desorientados o confusos al despertarse.
  • Muestran una actitud agresiva cuando se les despierta.
  • Presentan una expresión fácil ausente.
  • No suelen recordar nada de lo ocurrido.

¿Cuáles son las causas del sonambulismo?

Aunque no se sabe realmente cuál puede ser la causa ultima que origina el sonambulismo, este trastorno suele heredarse. Así, y tal y como apuntan los datos de la Asociación Española del Sueño (ASENARCO), el 80% de los menores que lo padecen tienen antecedentes familiares. Además, el sonambulismo también lo suelen padecer los niños que padecen de apnea del sueño o los que sufren de enuresis nocturna.

Otro factores que suelen relacionarse con este tipo de parasomnia son la ansiedad, la falta de sueño, el cansancio, la fiebre, estados agudos de estrés, el alcoholismo o tomar ciertos medicamentos como los sedantes.

Algunos trastornos mentales, el síndrome de las piernas inquietas o el reflujo gastroesofágico puede ir acompañados de sonambulismo.

En algunos casos el sonambulismo suele desaparecer por sí solo cuando el sonámbulo llega a la preadolescencia.

¿Cuáles son los tratamientos para el sonambulismo?

El diagnóstico y tratamiento del sonambulismo recae en manos de un neurólogo, un psicólogo o un psiquiatra, dependiendo de las causas que haya detrás de dicha patología.

En muchos de los casos no es necesario un tratamiento, salvo en aquellos en los que se considere preciso reducir el número de episodios de sonambulismo. En ese caso se suelen recetar tranquilizantes.

Otra medida preventiva y necesaria es acondicionar la casa para que la persona no encuentre obstáculos al caminar dormido y se tropiece y se lesione o llegue incluso a malograrse si cae al vacío o por unas escaleras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here