5 consejos para desarrollar la resiliencia personal

0
Pixabay

La resiliencia es la capacidad humana de abordar la adversidad a través de la adaptación y superación personal. Existen múltiples pautas orientativas que potencian su construcción y descubrimiento, pero debes saber cuáles son. Te explicamos algunas de ellas en este post.

Ser resiliente: la medicina contra la adversidad

Ante los estragos de la práctica cotidiana, es importante disponer de herramientas que nos faciliten el abordaje de las circunstancias difíciles, así como la gestión de las emociones. Así, la resiliencia se define como la capacidad de resistencia humana frente a los desafíos y los momentos de crisis de la vida. Ser resilientes nos conduce a la superación, a la acción y al crecimiento personal. Nos hace vivir las situaciones con mayor fortaleza, determinación y una actitud positiva.

El estudio del término se lleva realizando en los últimos años, pero la resiliencia es una cualidad universal que ha existido desde siempre. “Los historiadores la han reflejado al describir las maneras en que las personas y los pueblos afrontan las adversidades y progresan culturalmente. La literatura también está impregnada de personajes que han vivido en la desgracia y han sido capaces de sobreponerse: El Patito feo, Pulgarcito, Cenicienta, Oliver Twist”, tal y como señala Juan de Dios Uriarte en la Revista de Psicodidáctica.

La resiliencia no es un rasgo de personalidad innato, requiere de un trabajo a lo largo de la vida mediante numerosas actuaciones que se enfocan en el bienestar personal. Todos podemos llegar a ser resilientes en mayor o menor grado.

5 orientaciones para cultivar tu resiliencia

Conoce algunas de las pautas necesarias para ser resiliente:

1. Disfruta de tiempo de calidad con personas inspiradoras

Las relaciones con tu círculo social son imprescindibles. Rodéate de personas vitamina con las que puedas sentirte en paz, en un ambiente sano siendo tú mismo. Amigos, familiares, compañeros de trabajo… que te valoren y te hagan percibir lo importante que eres.
Únete a grupos que compartan contigo los mismos intereses, valores e inquietudes.

2. Sé amable y positivo contigo mismo

La amabilidad es un marcador de fortaleza y no de debilidad. La autoconfianza en tus habilidades y capacidades te ayudarán a conseguir la visión resiliente de la vida. No te exijas ni seas autodestructivo. No conlleva a ningún puerto. Potencia tus virtudes, enfócate en lo positivo de las circunstancias y háblate con amabilidad.

3. Diseña metas realistas

Olvídate de grandes metas que son prácticamente inalcanzables. Es importante que establezcas objetivos realistas que puedes ir consiguiendo y celebrando paso a paso. Piensa en qué punto estás y qué quieres conseguir. Premia tus triunfos y relativiza tus errores. No intentes abarcar más de lo que tu cuerpo y tiempo te permiten.

4. No descuides tu bienestar

Cuando estás atravesando un momento complicado, es frecuente que las personas abandonen esos hábitos que contribuyen al bienestar personal. Las horas de sueño, el ejercicio físico, la rutina alimenticia… las alteraciones de estas acciones podrían perjudicarnos notablemente. Debes esforzarte en mantener tu cuidado. Todos necesitamos orden, atender nuestras necesidades y proteger la salud para aumentar la capacidad de recuperación y resiliencia en la vida.

5. Utiliza recursos variados

Resulta muy práctico tener un repertorio de recursos a tu alcance. Recurre a libros, artículos, contenidos digitales, tips de expertos, terapias que sirvan de paraguas para despejar tus dudas, brindar información práctica que puedes integrar en tu día a día o simplemente ampliar tus conocimientos en el proceso hacia la resiliencia.

Como estás comprobando, la resiliencia es un largo camino que necesita esfuerzo y constancia. Conocer tus límites, saber enfrentar las crisis y atajarlas es necesario. Y más aún en una sociedad tan cambiante y frenética como la de hoy. La resiliencia es una puerta al aprendizaje evitando el fracaso personal. Albert Einstein fue muy categórico: «Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here