Descubre los tipos de celos que existen y sus características

0

Los celos son un estado emotivo ansioso y se caracteriza por el miedo ante la posibilidad de perder lo que se tiene.

Tipos de celos

Una persona celosa tiene un miedo profundo y obsesivo a perder un amor o una amistad, pero no todos son iguales, aquí destacamos algunos:

  • Románticos o de pareja:

Unos celos en los que domina el temor de perder a la otra persona o su afecto. La base de este tipo de celos suele estar en la convicción de que la otra persona nos pertenece o el miedo a que alguien la arrebate. El problema si se deja llevar por estos celos es que finalmente satisface a la necesidad propia y no a la del otro que se ama.

  • Patológicos:

Se clasifican como un trastorno delirante y son propios de personas que, ante cualquier relación, sienten miedo constante e incontrolable de perder al otro. Pueden ser obsesivos, ansiosos, paranoicos, hiperestéticos o post-desprendimiento. Para estas personas, perder al otro equivale a morir y se refleja en manipulaciones, paranoias y ansiedad.

  • Emocionales o reactivos:

Tienen un motivo específico, a diferencia de los anteriores que están siempre. Son una reacción a algo en el que se detecta un peligro real. Por ejemplo, un cambio de rutina en el otro o hasta una traición. Es la forma de celos más racional, evidentemente, si la reacción es proporcional al acontecimiento que la ha provocado.

  • Posesivos:

En el caso de las parejas, se reflejan en que la persona procura evitar que el otro tenga contacto con posibles rivales. Es el tipo de celos que hace que las personas ‘odien’ a todos los amigos o amigas del otro, o que no se relacionen demasiado con compañeros de trabajo. Son peligrosos, porque suelen degenerar en un maltrato físico o psicológico que, según la OMS, se puede producir en diferentes tipos de parejas y afecta a personas de cualquier nivel educativo o socioeconómico.

  • Retrospectivos:

En estos celos, da miedo el pensar en el pasado del otro. Lo que ocurre, es que proyectan molestia en el pasado del otro, sintiendo celos de personas o situaciones que ya no están en sus vidas. Genera frustración en el otro porque no puede hacer nada. Puede estar ocasionado por la comparación propia con las otras personas del pasado, lo que realmente es una falta de autoestima.

  • En la familia:  

Son celos específicos de una situación y parecidos a los románticos, porque están unidos a la falta de seguridad y pertenencia. En este caso, podemos subdividirlo en dos tipos:

  • Verticales: cuando ocurre entre varias generaciones y las personas tienen diferentes papeles dentro de la organización familiar. Por ejemplo, de la suegra a la nuera o de los padres con la juventud de sus hijos.
  • Horizontales: en los que las personas sí tienen el mismo papel. Por ejemplo, entre hermanos o entre las familias de origen de las parejas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here