Donación de médula ósea: ¿en qué consiste y cómo ser donante?

0
Donación de células madre
Freepik

La donación de médula ósea o tuétano es un proceso eficaz y seguro, pero también voluntario y altruista, que ayuda a muchas personas con enfermedades que afectan a la sangre como leucemias, linfomas o aplasia medular.

Existe gran cantidad de información sobre la donación de médula ósea necesaria de conocer para todas aquellas personas que se estén planteando donar, de forma que resuelvan sus dudas previamente a este proceso.

Este trasplante se puede obtener con células madre del propio paciente o con las de otra persona. En España se trata de un acto voluntario, siendo el primer paso inscribirse en el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO).

Requisitos principales para ser donante de médula ósea

Toda persona sana en la edad comprendida de 18 a 60 años puede ser donante de médula ósea, siempre y cuando no padezca ninguna enfermedad que pueda ser transmitida al receptor, ni que ponga en peligro su vida por realizar dicha donación.

Sin embargo, a partir del año 2018, solo se pueden registrar como nuevos donantes las edades comprendidas entre 18 y 40 años, con el objetivo de optimizar el nuevo registro, al ser los donantes más jóvenes los más solicitados y con los que se obtienen mejores resultados en los pacientes en los que se ha realizado un trasplante. Una vez se haya realizado la inscripción, la información de los donantes está disponible en la base de datos de REDMO hasta que cumplan 60 años.

Es importante aclarar que el donante no recibe ningún tipo de retribución económica, ya que se considera un acto altruista. Por otro lado, el donante es libre de darse de baja del registro en el momento que lo desee.

Una vez sea necesaria la obtención de células madre para realizar un trasplante, primero se debe identificar a un donante compatible, siendo las primeras opciones (habitualmente); familiares, padres y hermanos.

Obtención de células madre en la donación de médula ósea

Existen dos vías para realizar la donación de células madre:

  • Sangre periférica. La cantidad de células madre que circula por la sangre periférica (venas y arterias) es pequeña, por lo que se debe incrementar el volumen que migre a la sangre aumentándose de manera artificial la proteína que las moviliza de la médula ósea. Después de administrar entre cuatro y cinco inyecciones subcutáneas de unos agentes llamados “factores de crecimiento hemopoyético” (G-CSF), se obtienen las células madre de sangre periférica, que pasa las células madre de la médula al torrente sanguíneo del paciente. Este medicamento puede provocar cansancio, dolor de cabeza o síntomas similares a una gripe o dolor muscular.
  • Médula ósea. Se extrae mediante punciones sangre medular de las crestas ilíacas, situadas en la parte posterior-superior de la pelvis. En cada punción se obtienen unos 5 mililitros de sangre de la médula ósea, donde se encuentran las células madre o progenitores hematopoyéticos. La operación puede durar entre 2 y 3 horas. Solo se realiza en el 20% de los casos, o para pacientes con enfermedades particulares que les conviene más este tipo de donación, ya que requiere ingreso hospitalario de 24 horas bajo anestesia general o epidural. Una vez obtenida la cantidad de sangre necesaria, se realizará una transfusión de su propia sangre al donante, evitando efectos secundarios como mareos o cansancio. Al utilizar su propia sangre, las células madre se regeneran más rápidamente.

Aunque no supone ningún peligro, puede provocar alguna ligera molestia en la zona de las punciones que irán desapareciendo a lo largo de los días. Por otro lado, con el fin de fortalecer el sistema inmunitario, se deberá tomar un suplemento de hierro.

¿Qué pasa después de la donación de médula ósea?

Pasadas unas semanas tras la donación, se haya recuperado la función medular y los análisis de sangre se normalicen, se podría realizar sin ningún problema una segunda donación.

Es posible que el paciente al que se ha donado pueda requerir una segunda donación, haciendo que el donante quede reservado de forma indefinida para prevenir esta posibilidad, quedando cancelado para donar a otros pacientes. Esto no implica inconveniente alguno si se tuviese que donar células para un familiar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here