Ideas para preparar un desayuno alcalino

0
Preparación desayuno alcalino
Fuente de la imagen: Freepik

La dieta alcalina o también llamada dieta del pH, es una dieta basada en la teoría de que las enfermedades se desarrollan en un medio ácido (es decir, con un pH bajo) y que, por lo tanto, convienen prevenir a través de la “alcalinización” de nuestro organismo, aumentando su pH.

Entre los beneficios que aporta este tipo de dieta, se encuentran la depuración del organismo, prevención de enfermedades como el cáncer, o la pérdida peso. Las dietas alcalinas se basan principalmente en el consumo de alimentos frescos, algo que siempre resulta beneficioso para nuestro organismo.

De esta forma, la dieta alcalina clasifica los alimentos entre alcalinizantes y acidificantes. Para realizarla de forma efectiva, se deben incluir un 80% o más de alimentos alcalinizantes (como pepino, soja, limón, aguacate, jengibre, lechuga, zanahoria, quinoa, almendras, aceite de oliva…) y un 20 % (o menos) de alimentos neutros o moderadamente acidificantes (garbanzos, judías, nueces, manzana, albaricoque, plátanos, arándanos, arroz y pasta integral…).

Por otro lado, entre los alimentos altamente acidificantes (y completamente desaconsejados para realizar este tipo de dietas) se encuentran las carnes rojas, huevos, marisco, lácteos, chocolate, café o alcohol. En este post te damos algunas ideas para realizar desayunos basados en la dieta alcalina.

Alimentos que incorporar a tu desayuno alcalino

Existen varios alimentos saludables con los que poder elaborar desayunos alcalinos variados sin necesidad de repetir diariamente:

  • Frutas: Manzana, plátano, coco, limón, frutos rojos, mandarina, fresas, aguacate… etcétera.
  • Frutos secos: Almendras, avellanas, dátiles, nueces, piñones o avellanas.
  • Verduras: Remolacha, lechuga, espinacas, pepino, zanahorias, tomates… etcétera.
  • Pan y cereales: Deben de ser integrales, ya que los panes y cereales blancos son considerados alimentos ácidos.
  • Leches: Sólo pueden ser de origen vegetal, como la leche de coco, avellanas, almendras o arroz.
  • Bebidas especiales, como tés o infusiones.

Ideas para un desayuno alcalino

El desayuno alcalino se centra en una alimentación basada principalmente en frutas y verduras. Es importante establecer de manera gradual los alimentos alcalinos, sustituyendo aquellos alimentos ácidos en nuestro desayuno habitual. Si intentamos sustituir toda nuestra alimentación de forma inmediata, es difícil que el organismo se acostumbre.

  • Té verde, acompañado de pan integral de pita con tomates Cherry.
  • Tortilla de espinacas con zumo de zanahoria.
  • Bol de frutas (por ejemplo, trocitos de manzana), con leche de almendras.
  • Batido verde hecho con aguacate, limón y acelgas. Se puede acompañar con una tostada de pan integral con aceite de oliva virgen extra y una pechuga de pavo encima.
  • Zumo de tomate y un tazón de cereales con leche de almendras.
  • Zumo de naranja y zanahoria, acompañado de una tostada de pan integral con paté vegetal.
  • Batido verde compuesto por manzana, pepino, apio y canela. Se puede acompañar con un tazón de cereales de trigo con leche de soja y un té negro.
  • Zumo de pomelo, limón o lima con una tostada de pan de avena con guacamole casero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here