¿Qué es una abdominoplastia?

0
Tratamiento de abdominoplastia
Fuente de la imagen: Freepik

El avance y desarrollo tecnológico ha impulsado novedosas técnicas en los tratamientos de las diversas áreas que conforman la medicina actual. Concretamente en cirugía, existen multitud de procedimientos cada vez más especializados en mejorar el físico de las personas y buscar una estética notable. En este post hablaremos de un método quirúrgico centrado en la zona del abdomen: la abdominoplastia.

Tratamiento y principales candidatos para una abdominoplastia

La abdominoplastia es una cirugía realizada en la pared del abdomen con el objetivo de eliminar el exceso de piel y grasa de la zona media e inferior, reposicionando y reforzando, a su vez, los músculos de la pared abdominal. Este tratamiento pretender combatir la elasticidad de la piel y la grasa generada en el abdomen, al ser una de las partes del cuerpo donde existe mayor acumulación.

Se trata, por tanto, de uno de los procedimientos quirúrgicos más complejos, requiriendo de avanzada tecnología para su intervención. No exige razones saludables para su realización, ya que su principal cometido es reducir de forma notoria la flacidez del vientre, permitiendo lograr un vientre plano, a la vez que una cintura más estrecha.

El tratamiento tiene especial demanda en aquellas mujeres que han tenido varios embarazos, tras los cuales tanto piel como músculos abdominales han perdido la tonalidad inicial. También se aplica en pacientes con obesidad moderada o con mucho peso. Sin embargo, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE): “Aquellos pacientes que deban perder mucho peso deben posponer la cirugía, al igual que aquellas que pretendan tener futuros embarazos, ya que durante la cirugía se tensan los músculos verticales del abdomen y pueden volver a relajarse en el transcurso de éste”.

En su mayoría, los resultados obtenidos durante la operación suelen ser definitivos, acompañándolos siempre de una dieta equilibrada y una constante actividad física.

¿En qué consiste la abdominoplastia? Intervención y recuperación

El procedimiento consiste en una incisión larga en la parte superior del vientre, extendida de una cadera a otra. A través de esta incisión se elimina la piel sobrante de la zona del abdomen y se refuerzan los músculos abdominales.

Posteriormente se realiza otra incisión alrededor del ombligo para separar los tejidos de alrededor. Esta segunda incisión se produce solo en una abdominoplastia normal, ya que en la mini-abdominoplastia se emplea una incisión más pequeña.

A continuación, la piel es separada de la pared abdominal hasta alcanzar las costillas. Los músculos abdominales son tensados y unidos en la línea media, proporcionando firmeza y estrechando la cintura. Finalmente, se realizan las suturas posteriores y se coloca un tubo de drenaje temporal y vendajes.

Fuente de la imagen: Freepik

Normalmente se suele emplear anestesia general hasta que la cirugía finalice. Su duración oscila entre las dos y cuatro horas, siempre dependiendo de las condiciones del paciente. Tras la operación, el resultado restante es una cicatriz permanente, cuya extensión dependerá de la incisión practicada y la gravedad del caso.

Los días posteriores a la intervención es habitual notar un poco de incomodidad y dolor, siendo necesario el uso de un soporte elástico durante dos o tres semanas.  Además, se debe evitar cualquier tipo de actividad fuerte que pueda causar tensión en la zona afectada durante las primeras cuatro a seis semanas. Se debe, eso sí, realizar una serie de ejercicios para reducir la inflamación, y disminuir el riesgo de formación de trombos venosos para tonificar también los músculos.

Precio medio de la abdominoplastia en España

Dependiendo siempre de la clínica y el especialista escogido para la operación, el precio medio de la abdominoplastia en España se encuentra entre 4.500€ y 6.000€.

En otros países de Europa como Turquía empieza a partir de 2.300€, a la que habría que sumarle alojamiento, traslados y traducciones. Sin embargo, solo te incluye una consulta ni tampoco seguimiento una vez realizada la intervención.

Alternativas a la abdominoplastia

Existen varios tratamientos alternativos, entre ellos la liposucción. Aunque este procedimiento no se encuentre específicamente indicado para el abdomen, permite extraer grasa en determinadas partes del cuerpo. Ambos tratamientos son los más comunes a la hora de trabajar el abdomen, siendo reconocidos por sus efectivos resultados y escaso índice de riesgo.

Cabe la posibilidad de combinar ambos procedimientos con el fin de lograr resultados más duraderos. Sin embargo, es importante pedir recomendación previa a un especialista para determinar cuál será la técnica más adecuada en cada caso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here