¿Qué son las petequias y por qué aparecen?

0
Detección de petequias
Fuente de la imagen: Freepik

Las petequias son pequeñas hemorragias producidas bajo la piel en forma de puntitos rojos, púrpuras o negros. En ocasiones, sirven como alerta de alergias, carencias vitamínicas o incluso enfermedades de mayor gravedad.

Su forma es similar a las cabezas de un alfiler, con un tamaño medio entre 1 y 2 milímetros, que puede ir cambiando de color al igual que un hematoma. Se produce debido a una rotura de los capilares sanguíneos, pudiendo aparecer en distintas zonas del cuerpo como el pecho, la cara, los brazos o las piernas.

Se tratarían de pequeños hematomas, suponiendo lesiones benignas en la mayoría de los casos y sin producir ningún tipo del dolor, picor ni quemazón. En este post te contamos más sobre sus posibles causas y tratamiento.

¿Por qué aparecen las petequias?

Las petequias aparecen como consecuencia de la salida de sangre de los vasos capilares. Los pequeños conductos de venas y vasos capilares que forman nuestro organismo encargado de distribuir la sangre desde el corazón hacia todas las partes del cuerpo, son bastante frágiles, por lo que de vez en cuando sufren ciertas rupturas que producen pequeños hematomas, lo que pueden provocar las llamadas petequias.

Al tratarse de manchas subcutáneas no producen ningún tipo de molestia al tocarlas. Por tanto, las causas de su aparición pueden deberse a distintas razones:

  • Un esfuerzo físico más intenso de lo normal, como el vómito o la tos, que puede haber roto algún pequeño capilar.
  • Una mala alimentación debido a la falta de vitaminas en el organismo.
  • Alguna reacción alérgica o intoxicación.
  • Causas externas, como las picaduras de insectos o pequeños golpes o pinchazos en el cuerpo.
  • Lesiones o quemaduras solares
  • Efectos secundarios debido al consumo de ciertos fármacos contra la diabetes o anticoagulantes.

Sin embargo, existen causas más graves que también pueden provocar su aparición en nuestra piel, relacionadas con enfermedades que afectan a la circulación y coagulación sanguínea de nuestro cuerpo. Se tratarían de enfermedades hepáticas, afecciones nerviosas o infecciones que provoquen la rotura de los vasos sanguíneos.

Tratamiento de las petequias

El tratamiento de las petequias involucra principalmente a las dolencias que han provocado estas microhemorragias. Cuando aparecen, se puede intentar aplicar una compresa fría en la zona afectada durante unos 20 minutos, ya que el frío reduce la inflamación y disminuye su aparición. Existen también plantas medicinales que sirven de ayuda para mejorar la circulación y fortalecer las paredes de los vasos capilares. Por otro lado, otras plantas gozan de un poder antiinflamatorio también recomendable para este tipo de tratamientos como la manzanilla o el diente de león.

Con el paso del tiempo, las petequias deberían desaparecer al igual que cualquier hematoma. En el momento en que éstas no desaparezcan, es recomendable acudir a tu médico de confianza para diagnosticar la causa de su aparición. Si vinieran acompañadas de síntomas como fiebre, habría que acudir al médico de urgencia, ya que se podría tratar de meningitis. Su aparición junto con otros síntomas como la fiebre, el dolor de cabeza o la rigidez en la nuca, sirven para no confundirlos con otras dolencias como la gripe o la migraña, aunque su confusión sea habitual.

Es normal alarmarse cuando descubrimos este tipo de hematomas, pero al saber que se trata simplemente de una pequeña lesión, solo debemos acudir a nuestro especialista en el caso de que veamos que puede ser algo más grave, con el fin de aplicar los tratamientos necesarios para su eliminación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here