6 consejos para evitar la sequedad en la piel

0
sequedad en la piel

¿Se puede evitar la sequedad en la piel? La piel es una de nuestras barreras de protección más importantes. Nos protege del entorno que nos rodea y de los continuos cambios de temperatura a los que nos enfrentamos.

Con el frío, el ambiente se vuelve más seco, y a su vez, produce la deshidratación de la dermis lo que provoca sequedad la nuestra piel. Esto no suele ser un grave problema. Sin embargo, la piel seca puede provocar picor, la aparición de grietas o fisuras, inflamación, rigidez o rugosidad, lo que dificulta tareas de nuestro día a día.

Aunque puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, las manos, los pies o la cara son las zonas comúnmente más afectadas.

¿Por qué se produce la piel seca?

Son muchas las causas que pueden provocar la falta de hidratación en la piel. Desde fenómenos medioambientales hasta determinadas situaciones laborales o malos hábitos como fumar.

Entre los principales factores que contribuyen a la sequedad de la piel encontramos:

  • El clima. Condiciones climáticas como el frío, el aire seco o el calor excesivo provocan que nuestra piel se seque. Estos síntomas de la piel seca empeoran, sobre todo, cuando se producen cambios estacionales tanto en invierno como en verano.
  • La luz ultravioleta (UV).En verano, la larga exposición al sol sin protección aumenta considerablemente el riesgo de envejecimiento de la piel. Este envejecimiento produce, a su vez, una piel más rígida y deshidratada.
  • Mal cuidado de la piel. En ocasiones, el cuidado habitual de la piel no es el correcto. Es importante utilizar productos adecuados para la piel, y evitar aquellos que no protegen a los lípidos de nuestra barrera dérmica. En este sentido, se debe evitar también, los baños con agua muy caliente.
  • Deshidratación. La hidratación de la piel depende de la hidratación del organismo en general. Para mantener una piel sana, es necesario beber entre 1,5 y 2 litros de agua al día.
  • El tabaco. La nicotina y el humo del cigarro puede reducir el flujo de la sangre. Como resultado, la tasa metabólica de la piel en los fumadores es menor de la de aquellos que no fuman. Esto provoca el envejecimiento y la sequedad en la piel.
  • Determinadas situaciones laborales. La piel seca es más común en aquellas profesiones en las que los trabajadores están expuestos a ambientes cálidos o muy fríos o a determinados productos químicos.

Consejos para evitar la sequedad en la piel

¿Quieres evitar tener una piel seca? Presta atención a estos consejos:

  1. Utiliza cremas hidratantes. Sea la época que sea, la piel debe estar hidratada. Lo recomendable es hidratar la piel, como mínimo, dos veces al día. A su vez, se deben evitar cremas, lociones, geles o jabones que contengan alcohol, perfumes u otros químicos.
  2. Reduce la duración del baño. Para evitar eliminar gran parte de la grasa de la piel, los baños o duchas no deben superar los 10 minutos. Además, es importante que el agua esté tibia.
  3. No te rasques. Si tienes picazón en la piel, evita tocar el área irritada, esto solo lo empeorará. Aplica crema hidratante en la zona o coloca una compresa fría en la zona afectada.
  4. Utiliza ropa suave y cómoda. Evita usar prendas de lana u otras telas ásperas. Asimismo, a la hora de lavar la ropa, utiliza detergentes libres de perfume y suavizantes.
  5. En invierno, cubre tu piel frente al frío y el aire seco. En la medida de lo posible, procura que tus prendas sean de algodón. Por otro lado en interiores, los humidificadores ayudarán a que el ambiente sea más húmedo y la piel esté hidratada.
  6. Utiliza protector solar. En verano, es importante aplicar crema de protección solar que tenga, como mínimo un FPS de 30 o más, y no tomar el sol durante tiempos periodos de tiempo prolongados. No olvidar proteger también los labios con un factor de protección similar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here