¿En qué consiste la cirugía bariátrica? Todo lo que te interesa saber

0
Tratamientos de pérdida de peso
Fuente de la imagen: Freepik

La cirugía bariátrica engloba al conjunto de técnicas quirúrgicas empleadas para tratar problemas de obesidad en aquellos pacientes con un índice de masa corporal superior a 35 kg/m2, afectando gravemente a su salud. Todo esto debido a enfermedades relacionadas con el peso como la diabetes tipo 2, enfermedades cardiacas o la presión arterial alta.

Estas cirugías suelen realizarse como opción final en pacientes que han intentado otros métodos relacionados con dietas o cambios en sus hábitos de vida y alimenticios.

La Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO) subraya que la cirugía bariátrica es un tratamiento seguro y efectivo, que debe realizarse cuando un médico especialista lo considera adecuado.   

Tipos de cirugía bariátrica

Existen diversos procedimientos que realizar para una pérdida importante de peso, limitando la cantidad de alimentos que se pueden comer, reduciendo la capacidad del cuerpo para absorber nutrientes, o ambas cosas. Los tipos de cirugía bariátrica más comunes:

  • Manga gástrica. Se trata de una operación invasiva y no reversible. A través de ella se extirpa un 80% del estómago, adquiriendo la forma de una bolsa larga como un tubo o manga. Al reducir su tamaño no puede contener tanta comida, además de producirse una menor cantidad de grelina (hormona reguladora del apetito).
  • Banda gástrica ajustable. Se trata de la única cirugía reversible, que a su vez se va ajustando según las necesidades del paciente. Se coloca un anillo o banda de silicona alrededor del estómago, creando así una bolsa cerrada que reduce su capacidad de ingesta. La banda actúa como un cinturón mientras está conectada a un puerto de inyección de suero instalado bajo la piel para abrir o cerrar el elástico. Es de las cirugías más sencillas.
  • Bypass gástrico en Y de Roux. Es considerado el método más común de cirugía bariátrica, siendo irreversible. Se corta la parte superior del estómago y se separa del resto, creando de esta forma un reservorio de tamaño similar a una nuez que solo puede contener 28g de comida (similar a una onza). En un estado normal, el estómago puede albergar hasta 4 litros de alimentos.

Posteriormente, se corta el intestino delgado y se cose una parte directamente en el reservorio, de forma que la comida ingresa en ese pequeño reservorio del estómago. Luego pasa directamente al intestino delgado, sin atravesar la mayor parte del estómago ni la primera parte del intestino, sino que acceden directamente a la parte media.

  • Derivación biliopancreática con cruce duodenal. Esta cirugía se divide en dos fases, la primera trata de un procedimiento similar a la manga gástrica. Por otro lado, la segunda conecta la parte final del intestino al duodeno cerca del estómago, evitando así la mayor parte del intestino. Sin embargo, este tipo de cirugía implica mayores riesgos, como la desnutrición o la deficiencia vitamínica.

Actualmente, la mayoría de este tipo de cirugías se realizan por vía laparoscópica. Consiste en insertar en el abdomen un pequeño tubo con una cámara conectada, permitiendo al cirujano ver y operar sin tener que hacer incisiones grandes.

Fuente de la imagen: Freepik

Riesgos derivados de la cirugía bariátrica

Estas técnicas quirúrgicas, aparte de ofrecer múltiples beneficios, también implican riesgos y efectos secundarios derivados graves.

Estos problemas se pueden reducir realizando cambios notorios en la dieta tras la operación, además de hacer ejercicio de forma regular para garantizar el éxito a largo plazo del procedimiento. Los riesgos potenciales para la salud pueden presentarse tanto a corto como a largo plazo:

  • Reacción a la anestesia
  • Infección
  • Problemas respiratorios o pulmonares
  • Fugas en el sistema gastrointestinal
  • Sangrado excesivo o coagulación sanguínea

Asimismo, al igual que en varias operaciones de esta importancia, existe el riesgo de muerte, aunque sea poco frecuente. Por otro lado, también se incluyen una serie de problemas que pueden repercutir a largo plazo, dependiendo del tipo de cirugía realizada:

  • Desnutrición, vómitos, reflujo ácido o úlceras
  • Obstrucción intestinal
  • Hernias
  • Hipoglucemia
  • Cálculos biliares

Resultados obtenidos tras la cirugía bariátrica

La cirugía bariátrica permite reducir en un año entre el 50% y 70% del peso. Todo depende del tipo de cirugía y los cambios realizados en la dieta y el estilo de vida.

Además, también se pueden llegar a resolver afecciones relacionadas con el sobrepeso, como las mencionadas en anteriores apartados (cardiopatías, artrosis, diabetes tipo 2…).

Finalmente, es importante saber que este tipo de cirugías no siempre consiguen lograr su objetivo, por lo que si vemos que no se ha reducido el peso, o que se ha contraído algún problema de salud, debemos acudir a un especialista de inmediato. Nos ayudará a controlar el peso y a seguir un estilo de vida saludable para no volver a engordar.

Precio de la cirugía bariátrica en España

Es complicado hablar de un precio medio general, ya que habría que valorar el tipo de cirugía, paciente, así como otros aspectos relacionados con la operación que van a estar incluidos en el presupuesto, como el quirófano o la anestesia.

Normalmente se suele incluir tanto el estudio previo del paciente, de forma que se valore la mejor intervención posible, como el seguimiento y control una vez realizada la operación.

Sin embargo, este tipo de cirugías se realiza a diario en España, debido a la gran cantidad de población que padece de obesidad. Por tanto, es un tratamiento público incluido dentro de la Seguridad Social, siendo necesario, como en este tipo de intervenciones, que sea recomendada y validada por un profesional especializado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here