¿Para qué sirve y qué detecta un ecocardiograma?

0

Un ecocardiograma es una herramienta que utiliza ondas sonoras para reproducir imágenes del corazón y le permite al médico observar el latido y bombeo del corazón.

¿En qué consiste el ecocardiograma?

Si la persona debe someterse a un ecocardiograma, la preparación dependerá del tipo de eco y de acuerdo a las indicaciones del médico que suelen ser de ayunos recomendados.

Durante el examen, se suele aplicar un gel conductor bien sobre el pecho del paciente o directamente sobre el transductor. El transductor, herramienta con la que se realiza el estudio, se coloca sobre el pecho del paciente, usualmente en el lado izquierdo. Así, el médico moverá el transductor por el pecho del paciente para obtener diferentes perspectivas e imágenes. La duración de la prueba suele ser de entre 15 y 30 minutos.

¿Para qué sirve?

Hay diferentes razones para que un médico recomiende una ecocardiografía, entre ellas se destacan:

  • Detección de problemas en las válvulas o cavidades del corazón, o condiciones como la cardiomegalia.
  • Detección de defectos cardíacos congénitos antes del nacimiento, es decir, una ecocardiografía fetal.
  • Controlar si los problemas cardíacos son causa de algunos síntomas comunes como el dolor de pecho o la falta de aliento.

Tipos de ecocardiograma y qué detecta cada uno

  • Ecocardiograma transtorácico: es el tipo estándar, y consiste en la presión del transductor contra la piel hasta el corazón, se registran los ecos de las ondas sonoras del corazón y la computadora convierte estos ecos en imágenes del monitor. Es cierto que es posible que las costillas o los pulmones bloqueen la visión, así que sería necesaria la inyección de una pequeña cantidad de ecopotenciador por vía intravenosa. Por lo común, el ecopotenciador es seguro y bien tolerado, haciendo que las estructuras del corazón se puedan visualizar con mayor claridad.
  • Ecocardiograma transesofágico: se suele utilizar si el médico considera necesario imágenes más detalladas o en el caso de que resulte difícil obtener una imagen clara del corazón con una ecocardiografía estándar. En este procedimiento se anestesia la garganta y se proporcionan calmantes. El siguiente paso es introducir un tubo flexible que contiene un transductor por la garganta que recorre el esófago, registra las ondas del corazón y se trasladan al ordenador en imágenes de movimiento.
  • Ecocardiograma de esfuerzo: una variedad de problemas cardiacos se producen solo durante la actividad física, especialmente los que tienen que ver con las arterias que aportan sangre al músculo cardíaco. En ella, se toman imágenes ecográficas del corazón antes y justo después de que el paciente camine en una cinta o pedalea en una bicicleta fija. Si la persona no puede realizar estos ejercicios, se puede aplicar una inyección de un medicamento que hace que el corazón bombee más rápido de lo normal, como si se estuviera ejercitando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here