¿Qué es la fatiga menstrual y por qué se produce?

0
Fatiga menstrual
Freepik

Son muchas las mujeres que se sienten cansadas durante su menstruación, una situación que se acentúa con la llegada de las altas temperaturas.

Este cansancio durante la menstruación es lo que se conoce como fatiga menstrual, y es un síntoma que experimentan la mayoría de las mujeres en algún momento del ciclo menstrual, ya sea durante su período o los días previos al sangrado.

Sin embargo, la fatiga menstrual no solo se produce por el calor, existen otros factores y razones que hacen que los niveles de energía estén más bajos de lo habitual.

¿Por qué se produce la fatiga menstrual?

Factores hormonales

¿Por qué es importante tener en cuenta a las hormonas, como el estrógeno o la progesterona, cuando se habla de fatiga? El estrógeno es una hormona anabólica, que requiere de energía, por lo que nuestros niveles de energía están al máximo.

Cuando el estrógeno empieza a bajar, la progesterona comienza a aumentar lentamente. La progesterona es una hormona catabólica, y el catabolismo simboliza que las moléculas se descomponen, por lo que este proceso hace que nuestro cuerpo descanse.

Inflamación y calambres

Los niveles de los agentes inflamatorios y sus fluctuaciones tienden a aumentar durante la menstruación. Cuando se combinan con las hormonas, pueden provocar calambres, algo muy común entre las mujeres. Según Intimina, hasta el 95% de las mujeres que tienen la regla los experimentan.

Estos calambres pueden ser tan fuertes que las mujeres pueden sentirse agotadas por las molestias, lo que puede provocar mareos y fatiga.

Anemia

La menstruación va acompañada de pérdida de sangre. En algunas mujeres, este flujo es muy abundante, y en consecuencia aparece la anemia. Cuando hay anemia, el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos, que son los que transportan el oxígeno a todas las células del cuerpo, lo que hace que aparezca la fatiga.

Síndrome premenstrual (SPM)

El síndrome premenstrual afecta hasta al 85% de las mujeres que tienen la regla, y del 2 al 10% experimenta síntomas tan fuertes que pueden ser incapacitantes. Esto es lo que se conoce como trastorno disfórico premenstrual (TDPM), y sus causas son desconocidas.

Las mujeres pueden sentirse fatigadas y, además, experimentar síntomas como irritabilidad, ansiedad, desesperación, cambios de humor o problemas para conciliar el sueño.

Consejos para controlar la fatiga menstrual

En primer lugar, se debe evaluar la gravedad de los síntomas: cuánto duran, cuánto te afecta, si ocurre durante todos los ciclos…, e intenta contrarrestarlo con hábitos saludables.

  • Dieta. Seguir una dieta saludable te ayudará a aliviar cualquier síntoma menstrual, también la fatiga. Los alimentos con mucho azúcar provocan un aumento de los niveles de energía, pero el descenso es intenso. Por lo tanto, es recomendable comer verduras, beber mucha agua y ser regular con las horas de las comidas.
  • Ejercicio. Para lidiar con la fatiga menstrual, otro consejo es incorporar rutinas de ejercicio en nuestro día a día. Salir a caminar, hacer yoga, baile o, incluso, ejercicios de alta intensidad como el running o el ciclismo pueden ser de mucha ayuda.
  • Salud mental. La salud mental es esencial para la salud física. Para ayudarte en este campo, puedes dedicarle unos minutos de tu día a meditar o relajarte.

Si a pesar de ello, la fatiga menstrual persiste, su causa podría derivar de un problema subyacente u otras causas como anemia severa, tiroides u ovarios poliquísticos. En cualquier caso, es muy importante acudir a un médico especialista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here